Fundamentos del microbioma

vellosidades intestinales con bacterias

Los mecanismos de acción de los probióticos son complejos, diversos y específicos de las cepas.1,2 La misma cepa probiótica puede inhibir diferentes patógenos mediante diferentes mecanismos.3

Además, diferentes cepas dentro de la misma especie pueden tener efectos muy diferentes.2 Los probióticos combinados (que constan de más de una cepa) no son necesariamente más eficaces que los probióticos de una sola cepa.3,4 Los probióticos también dependen de la dosis, por lo tanto, es necesario realizar investigaciones clínicas para establecer la cantidad adecuada de una cepa particular de bacterias necesaria para la eficacia.

ícono de aseguramiento de la eficacia

Existe una serie de probióticos disponibles para las mascotas, pero pocos han demostrado su eficacia.

Además, en diversos estudios se han planteado preguntas sobre la calidad y la pureza de los probióticos disponibles comercialmente para seres humanos y mascotas.1,5-9 Solo dos de 136 y cuatro de 258 probióticos humanos y veterinarios evaluados fueron representados con exactitud en la etiqueta del producto. Entre los hallazgos adicionales se incluyeron concentraciones bajas de organismos viables; ausencia de uno o más de los organismos declarados en la etiqueta; organismos contaminantes y etiquetadoinexacto y no representativo del contenido.6-9


Además de cumplir con todos los criterios para un probiótico eficaz, se deben realizar estudios de estabilidad para establecer que el probiótico (organismos vivos) sobrevive a las condiciones típicas de fabricación, envío y almacenamiento. La amplia investigación de Purina en esta área ha llevado al desarrollo de probióticos eficaces, estables y seguros.

Encontrar un probiótico seguro y eficaz. En un estudio1 realizado a 25 probióticos disponibles en el mercado y aptos para su uso en animales. Solo 15 de 25 tenían la cantidad bacteriana señalada en la etiqueta. Sole 4 de los 15 que cumplían con las especificaciones de la etiqueta las cumplieron o las superaron. Solo 2 de 25 tenían una etiqueta aceptable con la descripción adecuada del contenido. Los problemas identificados con los probióticos fueron los siguientes: Descripción inadecuada del contenido, baja
Elección de un probiótico. Un probiótico eficaz: Permanece vivo y viable desde su producción hasta su consumo. Es seguro (p. ej., no adquiere ni transmite resistencia a los antibióticos ni produce metabolitos dañinos). Es resistente a la digestión de las enzimas intestinales del acido gastrico. Mejora la salud general de la mascoa. Reduce o impide la adhesión de bacterias patógenas en el intestino. Secreta productos desfavorables para el crecimiento de patógenos. Promueve un microbioma narmal y equilibrado.

A medida que la investigación y el conocimiento de los probióticos se expanden, es posible que ciertos probióticos no cumplan con todos los criterios mencionados anteriormente, pero que aun proporcionen beneficios específicos para la salud no gastrointestinal (como reducir los comportamientos por ansiedad o mejorar la respuesta metabólica en individuos obesos).

Explorar otras áreas del Foro del microbioma

miniatura centrada en microbioma

Intervenciones centradas en el microbioma para las afecciones de salud de las mascotas

miniatura de liderazgo de nestlé

Liderazgo de Nestlé y Purina en el microbioma

Obtén más información

  1. Cunningham, M., Azcarate-Peril, M. A., Barnard, A., Benoit, V., Grimaldi, R., Guyonnet, D., Gibson, G. R. (2021). Shaping the future of probiotics and prebiotics. Trends in Microbiology, 29(8), 667—685. Identificador de objeto digital: 10.1016/j.tim.2021.01.003
  2. Barros, C. P., Guimarães, J. T., Esmerino, E. A., Duarte, M. C. K. H., Silva, M. C., Silva, R., Cruz, A. G. (2020). Paraprobiotics and postbiotics: concepts and potential applications in dairy products. Current Opinion in Food Science, 32, 1–8. Identificador de objeto digital: 10.1016/j.cofs.2019.12.003
  3. Kekkonen R. A.,Kajasto, E., Miettinen, M., Veckman, V., Korpela, R. y Julkunen, I. (2008). Probiotic Leuconostoc mesenteroides ssp. cremoris and Streptococcus thermophilus induce IL12 and IFN-γ production. World Journal of Gastroenterology, 14, 1192–1203.
  4. Viljanen, M., Kuitunen, M., Haahtela, T., Juntunen-Backman, K., Korpela, R. y Savilhati, E. (2005). Probiotic effects on faecal inflammatory markers and on faecal IgA in food allergic atopic eczema/dermatitis syndrome infants. Pediatric Allergy and Immunology, 16, 65–71.
  5. Rolfe, R. D. (2000). The role of probiotic cultures in the control of gastrointestinal health. Proceedings of the Probiotic Bacteria: Implications of Human Health Symposium. Journal of Nutrition, 130, 396S–402S.
  6. Weese, J. S. (2002). Microbiologic evaluation of commercial probiotics. Journal of the American Veterinary Medical Association, 220, 794–797.
  7. Weese, J. S. y Arroyo, L. (2003). Bacteriological evaluation of dog and cat diets that claim to contain probiotics. Canadian Veterinary Journal, 44, 212–215.
  8. Weese, J. S. (2003). Evaluation of deficiencies in labeling of commercial probiotics. Canadian Veterinary Journal, 44, 982–983.
  9. Weese, J. S. y Martin, H. (2011). Assessment of commercial probiotic bacterial contents and label accuracy. Canadian Veterinary Journal, 52,43–46.